7 feb. 2012

CFE: ¿al servicio del pueblo y la nación?

Opinion La Jornada
José Antonio Almazán González

El reciente fallecimiento de dos bebés en un hospital público de Campeche, a raíz del ilegal corte de luz perpetrado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), puso al descubierto la total desnaturalización del objetivo de este organismo público descentralizado, sujeto hoy a un creciente proceso de privatización en favor de un puñado de empresas eléctricas extranjeras, que convierte la electricidad en una mercancía de lujo y en contra del interés nacional. Echemos un vistazo a la historia y a las cifras.

1. Allá por la década de 1950 los cortes de luz eran práctica cotidiana de las empresas eléctricas en contra del pueblo, pero también de los empresarios. La razón era muy simple, pues se trataba de empresas privadas extranjeras –la legendaria Mexican Light y la American and Foreign–, que a la par de dar un pésimo servicio buscaban el lucro desmedido y la ganancia deshttp://www.blogger.com/img/blank.giforbitada con la prestación del servicio público de energía eléctrica. Para corregir estos males, que golpeaban el bolsillo del pueblo y frenaban el desarrollo económico nacional, el presidente Lázaro Cárdenas decretó el 14 de agosto de 1937, con aprobación del Congreso de la Unión, la creación de la CFE, como parte de una gran obra nacionalista que se expresó en el campo (con el reparto agrario y el fortalecimiento de la propiedad ejidal) y en todos los órdenes de la vida nacional para que México pudiera enfrentar los nocivos efectos de la crisis económica mundial de 1932-1940. Un año después vendría la expropiación de la industria del petróleo, para hacer de estos dos energéticos una firme palanca de desarrollo económico y social de México.

Leer más

No hay comentarios: