4 sept. 2011

Defender el Zócalo es defender el país/ El toque crítico de Martin Esparza

La derecha poco a nada puede reclamar de sus derechos históricos

Revista Siempre

Hasta la saciedad, los panistas y grupos extraviados de la ultraderecha se desgarran las vestiduras en una maquillada defensa del Zócalo de la ciudad de México; acusan al Sindicato Mexicano de Electricistas de tenerlo secuestrado pero olvidan, deliberadamente, que ese espacio es y ha sido por antonomasia histórica centro de los grandes movimientos sociales y políticos del país, e inalterable punto de expresión de todos los mexicanos.

Por eso, cuando habla del Zócalo, la derecha poco a nada puede reclamar de sus derechos históricos, de hecho sus antepasados nunca han estado ni estarán presentes en las decisiones nacionalistas y patrióticas que se han vivido en la añeja plancha. Los antepasados de los panistas no estuvieron presentes en la Marcha de la Lealtad en que los cadetes del Heroico Colegio Militar escoltaron al presidente Francisco I. Madero del Castillo de Chapultepec a Palacio Nacional, el 9 de febrero de 1913. En esa fecha, la gente se arremolinó en el Zócalo para expresar su apoyo al apóstol de la democracia.

Los grupos de la derecha de entonces apoyaron más tarde al traidor y tirano Victoriano Huerta cuando, tras asesinar brutalmente a Madero y Pino Suárez, se agazapó en el poder tras un golpe de Estado.

La reacción panista tampoco apoyó al general Lázaro Cárdenas durante la expropiación petrolera de 1938; el 18 de marzo de ese año, miles y miles de mexicanos, gente del pueblo, trabajadores, campesinos y amas de casa, llenaron al tope el Zócalo para patentizar su apoyo a un presidente patriota. Fue una de las expresiones más limpias y espontáneas de un pueblo decidido a apoyar las decisiones nacionalistas de Lázaro Cárdenas.

Era también la muestra de la fuerza de un pueblo que obtenía beneficios directos en las fábricas y en el campo, en contra de los principios doctrinarios de una ultraderecha antinacionalista.

En el Zócalo capitalino también se cristalizó la nacionalización de la industria eléctrica el 27 de septiembre de 1960; de igual forma, en esa fecha histórica el pueblo de México abarrotó el Zócalo para estar presente en el mensaje enviado desde Palacio Nacional por el presidente Adolfo López Mateos; minutos después, el mandatario bajó a la plancha de la Plaza de la Constitución a convivir con la gente. Las emotivas crónicas de entonces relatan cuando, por ejemplo, un grupo de cilindreros se organizaron para hacer una valla al jefe del Ejecutivo. Tampoco los panistas asomaron siquiera las narices.

Pero ahora, cual plañideras de una ideología transformada, para desgracia del país, en gobierno, señalan a un movimiento de resistencia como el encabezado por el SME de apropiarse del Zócalo, que dicen, “es de todos los mexicanos”, y en efecto, así es: el histórico espacio es de todos los mexicanos, pero de aquéllos que se lo han ganado a pulso. ¿Cuándo la derecha ha defendido el país, cuándo ha estado presente en el Zócalo al lado de las causas del pueblo?

Hoy, los panistas demandan y exigen que levantemos nuestro plantón, pero dicha exigencia no se hace extensiva al gobierno emanado de su partido que ha convertido el país es un gigantesco camposanto, que tiene a millones de mexicanos sin empleo y al borde de la miseria, que está entregando día a día nuestro petróleo y nuestra electricidad a empresas extranjeras.

Por eso, es necesario que el pueblo se manifieste nuevamente en la defensa del Zócalo y de sus libertades ciudadanas y grite a los cuatro vientos a los panistas, que no hay motivos de celebración este mes de septiembre, porque ellos se han encargado de trocar el mes patrio por el mes de las traiciones a la patria.

El pueblo debe hacerse escuchar y por eso la convocatoria para el próximo día primero de septiembre para que juntos celebremos el movimiento de Mexicanos Indignados, a que ha convocado el SME.

Defender el Zócalo contra las decisiones arbitrarias y autoritarias de la derecha es defender el país. Hagámoslo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿CUANTO ESTAN RECIBIENDO LAS TELEVISORAS, TELEVISA, TV AZTECA, CADENA TRES, POR OCULTAR LA VERDADERA REALIDAD DE NUESTRO PAÍS?, ¡NÓ TIENEN LA ÉTICA PROFESIONAL DEL PERIODISMO, PORQUE SON MANEJADOS Y SON OBEDIENTES A ANUNCIAR LO QUE LES ORDENAN, AÚN A COSTA DE SU DIGNIDAD! ¡QUÉ VERGUENZA! EL "PRESIDENTE DEL EMPLEO" Y "MANOS LIMPIAS", PRETENDE DESALOJAR A LOS TRABAJADORES DEL SME Y TODO AQUEL QUE SE OPONGA A SU DISQUE "GRITO" DE "INDEPENDENCÍA", ¡VERGUENZA LE DEBERÍA DAR QUE TENIENDO AL PAÍS EN CONSTANTE LUTO, POR SU FALLIDA GUERRA, NO TENGA RESPETO POR LAS FAMILIAS QUE HAN PERDIDO A UN SER QUERIDO!.
YÁ, LA ACTUACIÓN DEL GOBIERNO PANISTA, ¡ES REPUDIADA TOTALMENTE EN TODO EL PAÍS! Y SI SE ATREVE A DESALOJAR CON VIOLENCÍA EL PLANTÓN, QUE POR DERECHO A MANIFESTARNOS, PODEMOS PERMANECER BAJO EL COBIJO DE LA CONSTITUCIÓN EN ESTE LUGAR, ¡EL REPUDIO Y EL ÓDIO HACIA CALDERÓN SERÁ POR TODA LA VIDA!.
¡ARRIBA EL SME! ¡ARRIBA EL SME!.

Anónimo dijo...

COMPAÑEROS, LA PLAZA DE LA CONSTITUCION ES DEL PUEBLO DE MEXICO , DE LOS MEXICANOS BIEN NACIDOS QUE CONTRIBUYEN A LA RIQUEZA DE NUESTRO PAIS,Y POR LO TANTO LOS ELECTRISCISTAS, MINEROS, PETROLEROS Y TODOS LOS TRABAJADORES ESTAN HACIENDO USO PROPIO Y ADEMAS EXIGIENDO LAS DEMANDAS A LAS QUE TIENEN DERECHO POR CONSTITUCION POLITICA DE LOS ESTADOS UNIDOS Y POR SUS CONTRATOS COLECTIVOS,LES DAMOS LAS GRACIAS A SU GRAN GALLARDIA DE MEXICANOS QUE AMAN A NUESTRA PATRIA, PARA EXPRESAR DESDE ESTA PLAZA DE LA CONTITUCION LAS IATROGENIAS QUE HA COMETIDO ESTE GOBIERNO QUE HA ENLUTADO A NUESTRO PAIS POR CINCO AÑOS CONSECUTIVOS Y A 11 AÑOS DE MAL GOBIERNO, ESTO LES DEBERIA DE DAR VERGUENZA Y NO PEDIR UN LUGAR AL QUE NO TIENEN DERECHO UN PUÑADO DE VENDE PATRIAS QUE VIVA LA RESISTENCIA DE LOS TRABAJADORES, QUE VIVAN LOS MEXICANOS BIEN NACIDOS,QUEREMOS QUE REGRESEN LOS ELECTRICISTAS DEL SME, QUE ARREGLEN TODO LO QUE ESTA MAL, NO ES POSIBLE QUE TENGAN A LA CIUDAD LUCIEDO CON UN RETROCESO DE 50 AÑOS. ENHORABUENA EL NACIMIENTO DE LA OPT. SME ERES PARTE FUNDAMENTAL DE LA HGISTORIA DE MEXICO.