17 sept. 2014

Las leyes de la “contrarreforma”: regalo y moño a las trasnacionales


Martín Esparza Contralínea
Tercera parte

Apenas a unas semanas de publicadas las leyes secundarias de la reforma energética, su contenido se ha transformado en una verdadera caja de desagradables sorpresas para todos los mexicanos. La llamada Ronda Cero ha contradicho la transparencia que debería permear desde un primer momento a los nuevos ordenamientos, pasando por alto el informar a detalle a la sociedad sobre las áreas de explotación y exploración que quedarán en manos de Petróleos Mexicanos (Pemex), antes de que se inicie en la Ronda Uno el reparto de nuestros hidrocarburos a los inversionistas nacionales y extranjeros, estando a su disposición seis cuencas potenciales de crudo y gas de lutitas.
Además, bajo la estrategia de manipular la realidad a través de los medios de comunicación masiva –a un altísimo costo para las finanzas públicas–, se insiste en vender a la población el espejismo de la baja en las tarifas de luz, ocultando el desmantelamiento total del Sistema Eléctrico Nacional, que reducirá las funciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a las de una simple suministradora de clientes minoristas, ante la fragmentación de sus operaciones en el sector, tal y como lo establecen las nuevas leyes de la Industria Eléctrica y de la propia CFE, dotando al Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) de las facultades reguladoras y de asignación de concesiones a las nuevas subsidiarias, sobre todo a favor de las multinacionales que se adueñarán del mercado mayorista.

Leer más
Ver primera parte
Ver segunda parte

No hay comentarios: