6 ago. 2014

NÉSTOR MORENO: HISTORIA NO CONTADA

Pareciera de otro mundo: un gobierno que se dice surgido de la democracia, pero que a la vez de sostener un salario mínimo propio del hambre permite a sus funcionarios públicos hacerse de un yate, un Ferrari y pagar colegiaturas en el extranjero con los recursos públicos que se le han confiado. Pero no es otro mundo, es México, un país que pareciera premiar la traición, un lugar en que los políticos chupan las empresas públicas y luego las presentan como raquíticas, insostenibles, apenas dignas de venderse al mejor postor.

Sin embargo
Se le veía como si hubiera escapado de alguna telenovela mexicana: su metro con 95 centímetros de estatura apenas se apretujaban en su Ferrari F430 F1 Spider y el limpio, pero intenso zumbido del motor inundaba el exclusivo fraccionamiento en que vivía, en Olivar del Conde, al poniente del Distrito Federal.

Su sonrisa parecía multiplicada por sus gruesos labios, la barba partida le daba reciedumbre a su rostro y los pómulos resaltaban su altivez. La melena negra ondulaba. A unos cuantos cientos de kilómetros, nada que no devorara su máquina italiana, aguardaba su yate, una hermosa nave con el nombre más adecuado para un dueño como el que tenía: “Dream Seeker” (“Buscador de Sueños”). Leer más

No hay comentarios: