12 may. 2014

Día del Trabajo, las protestas suplen a los festejos

 Martín Esparza- Contralínea

La política laboral mantenida por los gobiernos neoliberales en los últimos sexenios ha trocado la celebración del Día Internacional del Trabajo en una protesta social masiva, en la que han participado, al lado de la clase obrera, organizaciones sociales, campesinas y el sector democrático del magisterio. Sencillamente ya no existen razones que justifiquen festejo alguno, pues tras la aprobación de la reforma laboral, la Ley Federal del Trabajo (LFT) en nuestro país es letra muerta.

Al lado de la Nueva Central de Trabajadores, surgida como la más legítima expresión de lucha del sindicalismo independiente, marcharon diversas organizaciones que comparten objetivos comunes de lucha, conscientes de que en México la estabilidad en el empleo, el salario remunerador y la seguridad social se encuentran seriamente amenazados por los gobiernos, que de forma cómplice han aceptado la aplicación del modelo neoliberal que está privilegiando, en todo el mundo, la protección al capitalismo salvaje a través de las multinacionales, empobreciendo a millones de personas.

Desde la llegada de los panistas al poder, se inició un franco retroceso a los derechos laborales y al nivel de vida de la clase trabajadora, hasta traducirse, en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, y ahora en la actual administración, en una franca embestida, utilizando mecanismos legales aprobados por sus secuaces del Congreso de la Unión, como la reforma laboral y la reforma educativa.

No hay comentarios: