26 may. 2014

Contratistas de CFE mueren electrocutados por falta de normatividad para realizar trabajos con conductores de Alta Tensión.

La ilegal extinción de Luz y Fuerza trajo con sigo la precarización del trabajo en el Sector Eléctrico. Decenas de miles de trabajadore...s electricistas con experiencia y capacitación que laboraban bajo estrictas normas de seguridad y procedimientos de trabajo certificados, de la noche a la mañana, fueron despedidos por el ilegal decreto de extinción de Felipe Calderón. En su lugar, operan trabajadores improvisados de electricistas, chambeadores carentes de experiencia y capacitación, que no cuentan con organización sindical y arriesgan su vida por míseros salarios. Son esclavos suicidas de las empresas contratistas que invadieron la zona y materia de trabajo del Sindicato Mexicano de Electricistas, explotados por prestanombres de funcionarios de CFE y el propio SUTERM. Son las víctimas de un crimen industrial premeditado. ¿Cuantos quemados van en cuatro años después de que Calderón y Javier Lozano mandaron al matadero a cientos de trabajadores que llegaron del interior del país a invadir nuestra zona de trabajo ? ¿Cuantas viudas cuantos huérfanos? ¿Cuantos muertos o vivos mutilados dejó la extinción privatizadora de Luz y Fuerza? ¿Cuantos más habrá antes de que el gobierno de Enrique Peña Nieto resuelva el regreso al trabajo de la mano de obra calificada del SME? ¿Hasta cuando dejarán de hacerse pendejos?

Los usuarios corrieron a acercarse a la humadera impresionados por la escena. El responsable de la cuadrilla a gritos desesperados le reclamaba al hombre del radio transmisor que porta el casco de la "empresa de clase mundial" ¿No que estaba libre? ¿No que estaba libre ing. ? ¡¡Ya falleció mi compañero!!

¿No que iban a bajar las tarifas eléctricas?, ¿No que iba a ver más y mejores empleos? ¡No que iba a crecer la economía? ¿No que estaba libre?

¡¡Pinches neoliberales ojalá se pudran en el infierno!!

José Humberto Montes de Oca Luna.
Secretario del Exterior del SME


No hay comentarios: