1 oct. 2013

Y el país no avanza…

Proceso

Deja vu. La polarización ocasionada por la iniciativa de reforma energética que presentó el gobierno de Enrique Peña Nieto recuerda lo ocurrido hace apenas cinco años con la reforma petrolera propuesta por la administración panista. En aquella ocasión, el PRI se opuso a lo que, corregido y aumentado, pretende ahora con el beneplácito del PAN. Esta vez, la aritmética legislativa indica que la reforma puede ser aprobada por mayoría con los votos del PRI, el PAN y el Verde, lo cual responde a la lógica de la democracia representativa.

No obstante, el inconcluso tránsito del autoritarismo hacia un régimen democrático ha ocasionado un grave déficit de representatividad aunado a una crisis de credibilidad. Ello ha conducido a plantear el uso de los métodos de la democracia participativa para resolver un tema tan controvertido y trascendente como el de la industria petrolera.

Leer más

No hay comentarios: