24 jun. 2013

Podrían quebrar 110 mercados populares en Iztapalapa, si CFE les aplica tarifa comercial

En reunión con personal de la dependencia se propondrá una tasa social, afirma diputado

El presidente de la Comisión Especial sobre Suministro y Cobros de Energía Eléctrica de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Alejandro Ojeda, aseguró que 110 concentraciones de abasto popular de la delegación Iztapalapa están en riesgo de quiebra debido a la pretensión de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de imponerles la tarifa comercial por consumo de energía eléctrica, informó el diputado Alejandro Ojeda.

El legislador explicó que la paraestatal propone que estos pequeños comercios de subsistencia familiar paguen lo mismo que las grandes tiendas departamentales o los llamados establecimientos de conveniencia.

Comentó que con lo anterior, estos pequeños comercios familiares quedarían en la total indefensión por la competencia desleal que de por sí enfrentan ante las grandes cadenas de tiendas departamentales y de conveniencia. Imponerles la tarifa comercial sería tanto como darles el tiro de gracia, subrayó.

Indicó que por esa razón durante las mesas de trabajo que realizan integrantes de esa comisión con la CFE, se propondrá fijar una tarifa social que reconozca las zonas de alta, mediana y baja marginalidad, de tal manera que pudieran aplicarse cobros acordes con la realidad de los usuarios.
Mencionó que la paraestatal está promoviendo la contratación del servicio entre los locatarios de las concentraciones de abasto popular, situación que hasta la fecha no se ha dado porque no ha habido acuerdo con los pequeños comerciantes, quienes se niegan a pagar cobros tan elevados.
Refirió que los locatarios de las concentraciones no se niegan a pagar el servicio, no están pidiendo que se les regale, pero quieren que los cobros sean justos y acordes con sus posibilidades de subsistencia.

Sobre el tema de la tarifa social, el diputado Ojeda abundó que el Gobierno del Distrito Federal, desde 1997 avanzó en un mapa que contempla las zonas de alta, media y baja marginación, con lo que se han podido establecer tarifas diferenciadas de acuerdo con la zona y el poder adquisitivo de los usuarios, en lo que se refiere al cobro del agua.

Agregó que la idea es que junto con la CFE se puedan establecer estas zonas para apoyar a los usuarios con menos ingresos y sumar a las concentraciones de abasto popular para apoyar la economía y subsistencia de estos pequeños comercios.
La Jornada

No hay comentarios: