14 ene. 2013

DESPLEGADO DEL SME PUBLICADO EL DÍA DOMINGO 13 DE ENERO



Lic. Enrique Peña Nieto.
Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.
Lic. Miguel Ángel Osorio Chong.
Secretario de Gobernación.
Lic. Luis Videgaray Caso.
Secretario de Hacienda y Crédito Público.
 
Lic. Pedro Joaquín Coldwell.
Secretario de Energía.

Presente.
Tiene poco más de cuatro meses que el Segundo Tribunal Colegiado de Circuito en Materia del Trabajo emitió una sentencia histórica a favor del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). Ésta sentencia del Poder Judicial de la Federación ampara y protege a los trabajadores agremiados al SME en contra de un laudo de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) que de manera indebida nos niega  el derecho al patrón sustituto. Dicha Sentencia no fue acatada por la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. Por el contrario, el Gobierno saliente de Acción Nacional interpuso a través del Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) un recurso de revisión ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) con la finalidad de prolongar un conflicto que por más de tres años de duración ha lastimado la situación económica social y Derechos Humanos de miles de familias de trabajadores  electricistas mexicanos.
En Julio 5 del 2010, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al mismo tiempo que avaló la constitucionalidad del decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), resolvió que los derechos laborales de los trabajadores afiliados al SME quedaron salvaguardados y que estos tendrían que hacerse valer en la instancia correpondiente. Desde finales del 2009, el SME promovió una demanda ante la Junta Especial Número Cinco con el expediente 1267/2009 por despido injustificado, reinstalación y sustitución patronal con CFE, hasta la fecha, ésta y otras demandas  se mantienen congeladas por instrucciones políticas de la anterior administración federal
< En sentido contrario  a la resolución de la Corte del 5 de Julio del 2010, que salvaguarda los derechos de los trabajdores, la Junta Especial Número 5 de la Federal de Conciliación emitió el 30 de Agosto del 2010, un laudo a favor de la demanda del Sistema de Administración y Enajenación de Bienes  que le solicitó la terminación de las relaciones individuales y colectivas entre los trabajadores del SME y LyFC argumentando que la extinción de Luz y Fuerza se constituyó como causa de fuerza mayor. Además, sin ser la litis de la demanda, la Junta Especial Número Cinco indebidamente nos nego el derecho a la sustitución patronal, extralimitandose en sus funciones.
El 23 de Septiembre del 2010, el SME se amparo en contra del laudo de la JFCA del 30 de Agosto, promoviendo un amparo directo, que fue radicado en el Segundo Tribunal Colegiado de Circuito en Materia del Trabajo con el número de expediente 1337/2010.  El 9 de febrero del 2011, la Procuraduria General de la República (PGR) dentro de sus facultades constitucionales,  solicito a la SCJN la atracción de nuestro juicio de amparo con el argumento de que éste era un asunto de relevancia y trascendencia para la vida nacional. La SCJN a través de su Segunda Sala, después de realizar un riguroso estudio, resolvió que la petición de la PGR era improcedente y que el Segundo Tribunal Colegido de Circuito en Materia del Trabajo tenía todas las facultades para resolver el jucio de amparo promovido por el SME, en virtud de que la reclamación de los quejosos contenía temas  de mera legalidad ya que la SCJN desde Julio del 2010 se había pronunciado ya en los temas de constitucionalidad respecto al decreto de extinción de LYFC.
El 13 de Septiembre del 2012  en una Sentencia histórica que reinvindica al Poder Jucidial de la Federación, el Segundo Tribunal Colegiado de Circuito en Materia del Trabajo ampara y protege a los 44 mil despedidos agremiados del SME; sostiene que la JFCA violó sus Derechos Laborales, ya que en ningún momento pudo justificar legalmente la terminación de las relaciones individuales y colectivas de trabajo bajo la causal de caso fortuito y causa de fuerza mayor.  La actuación de la JFCA, inspirada en la política antilaboral del ex Secretario del Trabajo Javier Lozano, fue ilegal y autoritaria. Textualmente, el Tribunal dice:
“Consecuentemente, el resultado del laudo reclamado violatorio de derechos fundamentales ordenó: Proceder a conceder al Sindicato quejoso y sus agremiados, el amparo de la Justicia Federal, solicitando para el efecto de que la responsable, la Junta Especial Número Cinco de la Federal de Conciliación y Arbitraje, deje insubsistente el laudo de fecha treinta de agosto de dos mil diez y dicte otro en el que, siguiendo los lineamientos de la ejecutoria, estime que la acción ejercida por la Junta Federal, resultó notoriamente improcedente y que sí, se dio la sustitución patronal con la Comisión Federal de Electricidad, resolviendo con plenitud de jurisdicción lo que legalmente proceda” (Pág. 442 del engrose de la Sentencia del Tribunal).
La JFCA nunca cumplió la sentencia, en total desacato al Poder Judicial de la Federación se negó a emitir un nuevo laudo y mediante maniobras dilatorias, le facilitó los tiempos jurídicos al gobierno panista de Felipe Calderón para que el SAE interpusiera ante la SCJN  un recurso de revisión de la sentencia.
La SCJN admitió y turno el recurso de revisión (3345/2012)  a la Segunda Sala de esta instancia, “con la reserva del estudio de importancia y trascendencia que en momento procesal oportuno se realice”.  Hasta el momento, dicho proceso se encuentra en la elaboración del Proyecto de Acuerdo del ministro ponente Luis María Aguilar Morales.
Han trascurrido más de tres años y tres meses desde que fuimos despojados arbitrariamente de nuestra fuente de trabajo. Sin empleo, sin salario, sin aparente futuro fuimos capaces de sostener una desigual lucha por nuestro derecho al trabajo. Tuvimos que remontar una brutal campaña de desprestigio en nuestra contra, enfrentar, día con día, las argucias legales, fuimos sujetos de la persecución, de detenciones arbitrarias y cárcel injusta para 10 compañeros que aún permanecen en prisión. Compañeros nuestros ante el despiadado autoritarismo del régimen anterior optaron por quitarse la vida. Nuestras familias sufren a diario las penurias de un desempleo impuesto como castigo por estar afiliados a un sindicato democrático que acaba de cumplir 98 años de vida en la defensa del derecho y la justicia del trabajador. Se nos escamotea el derecho a la seguridad social y la educación de nuestros hijos mientras que el deterioro de la salud y vida de nuestros padres, hermanos e hijos no se detiene. Y pese a todo aquí estamos, seguimos existiendo como organización sindical de jurisdicción federal vigente.
Lic. Enrique Peña Nieto como usted sabe actualmente tenemos contacto con su gabinete. Hemos entregado a la Secretaría de Gobernación alternativas de solución viables en el marco del Estado de Derecho. El conflicto derivado del despido injustificado de 44 mil trabajadores no tiene razón de ser. Es necesario poner fin a un conflicto  que lástima a la nación y a la democracia.
Por esa razón a nombre de los agremiado activos y jubilados y de nuestras   familias le solicitamos respetuosamente, en el legítimo ejercicio de nuestros derechos constitucionales su intervención para de acuerdo con su política de gobierno de procurar la justicia y el respeto a los Derechos Humanos de los mexicanos tome cartas en el asunto y desde su envestidura como Presidente de la República intervenga y resolvamos juntos el conflicto social derivado de la extinción de Luz y Fuerza del Centro.
Nuestro compromiso es con el Pueblo de México, con la Industria Eléctrica Nacionalizada, con los usuarios del servicio. Queremos regresar a trabajar para servir a México.
Han transcurrido más de 3 años y nuestra organización tomó el camino de luchar por que se restablezca la legalidad y el estado de derecho en nuestro país, por lo que hemos defendido a nuestro Sindicato, nuestro Contrato Colectivo de Trabajo y los derechos adquiridos de nuestros jubilados. El día de hoy lo convocamos a encontrar una solución a nuestro conflicto por la vía política atendiendo a la Sentecia del Segundo Tribunal de Circuito en Materia del Trabajo.
Esperamos tener una respuesta favorable, reiterándole nuestra disposición de alcanzar un dialogo con usted, informándole que lo único que buscamos como trabajadores de un Sindicato Democrático e Independiente es continuar con el desarrollo económico y social de nuestro país, así como en su momento lo hicieron nuestros abuelos, nuestros padres y nosotros en la construcción de tan importante infraestructura eléctrica de la zona centro, y contar con un empleo digno que es el único patrimonio de nuestra familias.

ATENTAMENTE
“Por el Derecho y la Justicia del Trabajador”
México, D.F., 12 de Enero de 2013
C. Martín  Esparza Flores Secretario General

No hay comentarios: