9 dic. 2012

El sexenio de Calderón y su atroz legado

La presente es la inicial entrega de una serie en la que trataremos de hacer un recuento de los desaciertos y las promesas incumplidas en diversas áreas de la administración pública en lo que bien podría calificarse como el sexenio del horror.

Martín Esparza Flores Revista Contralínea
 
Fuga de capitales, economía en quiebra
 
A pesar de que en las últimas semanas de su gestión el expresidente panista hizo denodados esfuerzos por resarcir su imagen, con la inauguración de obras a diestra y siniestra, en su afán de vender a los mexicanos y al resto del mundo el prototipo de una nación situada en el paraíso de la tranquilidad y la bonanza, nadie creyó en tan fantasioso cuento, ni siquiera los empresarios a los que terminó por ofrecerles en charola de plata la fuerza laboral de millones de trabajadores; peor todavía, fue el propio Banco de México la institución que se encargó de darle el empujón final hacia el abismo de sus incuantificables errores y mentiras, al dar a conocer la multimillonaria fuga de capitales registrada en su gobierno, que superó los 111 mil millones de dólares. Fenómeno este último como producto de la marcada desconfianza a su política en materia económica y la creciente inseguridad que dejó a miles de mexicanos en manos de la delincuencia organizada y ante la incuestionable opción de huir del país para salvar su vida y su patrimonio.
 
Como se aprecia y lo aceptan los organismos empresariales, México está al borde de una fuerte recesión agravada con el fortalecimiento económico de los cárteles de la droga, a los que el gobierno del falsamente llamado “presidente del empleo” ni siquiera despeinó. El mismo Departamento de Estado del vecino país del Norte, Estados Unidos, difundió hace unos meses información que señala con claridad la debilidad con que el gobierno de Calderón combatió el lavado de dinero , al grado de que los grandes capos lograron introducir al país, vía instituciones bancarias reconocidas y casa de cambio, un promedio de 19 mil millones a 37 mil millones de dólares anuales.
 
El hombre que hace unos días entregó a Enrique Peña Nieto una banda presidencial manchada de corrupción y sangre mintió a todo el país al asegurar que su administración dejaba una economía estable y boyante; la propia Confederación de Cámaras Industriales señaló hace unos días que México no logró revertir en el sexenio que concluyó, la tendencia a la baja en su crecimiento económico, iniciada desde el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León en 1994.
 

No hay comentarios: