1 dic. 2012

Calderón hereda el enredo del SME

Además de bombas de tiempo

Martín Esparza Flores Revista Siempre

La banda presidencial que recibió Enrique Peña Nieto de manos de Felipe Calderón está confeccionada con una serie de enredos y bombas de tiempo que le hereda su antecesor; no sólo tocan a la puerta del nuevo huésped de Los Pinos agudos temas como el de la avasallante inseguridad, también subsisten otros pendientes que no fueron resueltos en su momento como es el asunto del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Empecinado en no aceptar su derrota jurídica luego de que el Segundo Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Primer Circuito emitió su fallo, el pasado 13 de septiembre, amparando y protegiendo a los 44 mil trabajadores del SME y a sus 22 mil jubilados, el expresidente instruyó a su secretario de Gobernación para que anunciara que su gobierno iría a la revisión ante la Corte. Táctica dilatoria que confirmó su desesperación por no aparecer ante el país como lo que siempre fue: un gobernante represor y pusilánime.

El mayúsculo enojo de Felipe Calderón radicó en que el veredicto de los magistrados de la Segunda Sala ordenaba a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, la reposición de su ilegítimo laudo que dio por válido el argumento de la “causa de fuerza mayor” o “caso fortuito para el cierre de Luz y Fuerza del Centro, y la terminación de las relaciones laborales con los electricistas”. La sentencia reconoció en la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la obligación del gobierno federal para asumir la figura del patrón sustituto y el resarcimiento por los salarios caídos y prestaciones acumuladas desde la expedición del decreto de extinción del 11 de octubre del 2009 a la fecha.

Leer más

No hay comentarios: