4 sept. 2012

¿Aniversario de CFE o de Luz y Fuerza?

Víctor Sánchez-Añoranzas.
Parte 2

Alberto Barranco, en su “Empresa”, mostró las contradicciones de Felipe El Pequeño con la extinción de Luz y Fuerza, los resquemores del momento y su proceso. Los desaciertos del SAE no se han compuesto, no cerró la liquidación ni se conoce la legalidad de sus plantas generadoras ni las reservas territoriales ni los montos de la misma. Se pregunta de los dineros que complementan la totalidad de las liquidaciones, ya preparadas para los más de 44 mil electricistas del SME. El director general del SAE lo es ahora del ISSSTE. [El Universal, 8 de junio]. Al menos Moreno Díaz está en la cárcel.

Con precisión concluye Barranco: “Otra vez Luz y Fuerza del Centro, en un escenario en que el paraíso prometido a la extirpación de lo que se ubicó como tumor, no ha llegado. Las tarifas son más altas, el servicio es peor y los abusos son cotidianos”. El Pequeño Felipe mintió antes y miente ahora.

Con énfasis en su propio escenario, cual farsa teatral, marcó los puntos precisos de sus logros en la materia para el mencionado 75 aniversario. Le atribuye a CFE las presas El Cajón, La Yesca y la Regasificadora de Manzanillo, “estamos hablando de inversiones, amigos, de miles de millones de dólares” [página Web de la presidencia, 14 de agosto]. En cuanto a campo eólico - culmina dice él- con 1,500 megawatts operando ya y otros 300 que están en prueba, más otros 2 mil en curso.

Sólo le falto agregar que por una concesión de más de 20 años las operaran las empresas españolas Iberdrola, Repsol, Fenosa o Gas Natural; que el aval financiero de los dineros extranjeros es el presupuesto federal a través de Pidiregas y por ello, las ganancias se irán a esas empresas, mientras se deteriora en forma real la estructura financiera de CFE y la del gobierno dizque mexicano azul. El principal no se paga y alcanza sólo a intentarlo con los intereses. La deuda de CFE creció como nunca antes, Felipe El Pequeño la deja atrapada.

El otro orgullo fue la forma en que CFE salvó a Tabasco de las inundaciones de hace unos años, cuando se comentaba por aquel tiempo como las presas de la misma llegaron a su límite al sacar de sistema a las hidroeléctricas de la región, en beneficio de las empresas privadas generadoras, pues la concesión obliga a CFE a comprar el total de su producción. De dicha contradicción no se menciona un ápice. Ésta condición proteccionista con la inversión extranjera en CFE, es evidente y más por la forma que se trató a Luz y Fuerza del Centro.

Tan cierto que, en el caso de Luz y Fuerza, la que ya no existe, “de acuerdo a sus propios estados financieros, al cierre del segundo trimestre de 2012, un pasivo total de 849 mil 467 millones de pesos; o sea, 12.24 por ciento más que en el mismo periodo de 2011, que fue de 756 mil 768 millones de pesos”. Lo dice la Contaduría Mayor y el SAE.

Comprueban los desaciertos de El Pequeño Felipe en su decisión para extinguir. Pero él festeja, preguntando al espejo ¿quién es el mejor de los azules?

Las tarifas son la otra causa de los enconos nacionales como de sus errores. Las quejas crecen en la Profeco, hasta se les llama “las tarifas locas”. Empezaron al momento de la extinción, pero ahora el pánico con ellas ya es nacional. En distintos municipios del territorio existen serios y profundos conflictos con CFE. Ha llegado a cortar el servicio y los otros han dejado de pagar, lo más reciente sucedió ayer en Izcalli, 14 de agosto.

En varios estados se oponen a las obras de CFE y los gobiernos estatales enfrentan a los pobladores antes que resolver los conflictos, le echan gasolina al fuego: “en Yecapixtla, Morelos, 31 camionetas pick up con granaderos pertrechados con escudo y tolete” realizaron maniobras para intimidar y atemorizar al pueblo, pues se opone a la construcción de una termoeléctrica. Apenas este 17 de agosto, se da a conocer la resistencia del pueblo Huave contra lo que se ha llamado el súper proyecto, “…piden apoyo para impedir la construcción de megaproyecto eólico”, pues localmente desde sus inicios han solicitado se detenga. Lo han impuesto. Sin consulta a los pueblos y comunidades. Los 3 gobiernos sólo ven y escuchan a la empresa trasnacional española. [La Jornada]

Eso sucedía mientras se festejaban los destrozos alcanzados por CFE en este sexenio. Afirmó tajante Barranco en su columna, Felipe El Pequeño, ha llevado a la industria eléctrica nacional de “Guatemala a Guatepeor”. Así de sencillo.

No hay comentarios: