18 ago. 2012

Una vez más “Las mentiras de Calderón”.

Falso el argumento de Felipe Calderón sobre la extinción de LyFC por el alto costo del Contrato Colectivo de Trabajo del SME.
• Desde 2009 a la fecha ha empeorado la prestación del servicio eléctrico en la zona centro del país y han aumentado las tarifas.

A casi tres años del decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro, Felipe Calderón Hinojosa mantiene su postura de defender la ilegalidad de ésta. En octubre del 2009 Calderón coloco como justificación para esta ilegal acción el supuesto interés nacional y ficticias pérdidas millonarias endosadas a los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas, acusaciones refutadas en incontables ocasiones.

En 2009 y ahora en 2012 Calderón sigue mintiendo afirmando que la razón principal para el decreto de extinción de Luz y fuerza del Centro fue una supuesta incompetencia y los altos costos del Contrato Colectivo de Trabajo el SME, afirmaciones falsas que en constantes ocasiones hemos clarificado en distintos foros.

El presupuesto que el Gobierno Federal destinaba a LyFC era destinado en mayor parte para pagar el susidio eléctrico de los millones de usuarios y no para brindar onerosas prestaciones a los trabajadores electricistas como ha afirmado Calderón en reiteradas ocasiones. Los trabajadores del SME tenían un salario promedio de 6 mil pesos mensuales producto de su trabajo.

Desde la liquidación de LyFC la zona central del país ha sufrido en constantes ocasiones fallas en el servicio eléctrico que van desde los constantes cambios en el voltaje y con ello la perdida de particulares de sus aparatos eléctricos; apagones como el sucedido en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y explosiones en el Centro Histórico de la Ciudad de México que no solo generan cuantiosas pérdidas económicas, sino que colocan en peligro la vida de los ciudadanos.

Los costos de la energía eléctrica se han elevado de manera desorbitante llegando a recibos impagables de hasta medio millón de pesos, y por su parte la Comisión Federal de Electricidad y sus trabajadores han emprendido una constante agresión en contra de los usuarios del servicio eléctrico; que van desde el hostigamiento, amenazas, cortes de energía injustificado e incluso enfrentamientos físicos y la cárcel.

Actualmente más del 50% de la energía eléctrica se encuentra en manos de los productores privados, además de las concesiones que se han hecho a empresas de comunicaciones de la fibra óptica perteneciente a LyFC patrimonio del pueblo de México.

En 2009 Calderón prometió al pueblo de México un mejor servicio eléctrico a un menor costo y a casi tres años del ilegal decreto ni una ni otra se han cumplido. La extinción de LyFC no fue hecha por los “altos costos” o pérdidas millonarias como continua repitiendo Felipe Calderón, sino que responde a los intereses de las grandes empresas trasnacionales que han ganado miles de millones de pesos en contratos leoninos y la explotación de la fibra óptica por las empresas cableras y de Televisa.

FRATERNALMENTE.
“Por el Derecho y la Justicia del Trabajador”.

José Humberto Montes de Oca Luna.
Secretario del Exterior.
Sindicato Mexicano de Electricistas.

No hay comentarios: