2 jul. 2012

¿Una elección comprada?

Proceso

La elección de este domingo 1 de julio lleva la marca de un PRI “obscenamente corrupto y corruptor”. Desde las cañerías, ríos de dinero ilegal entre posibles votantes brotaron desde antes de que iniciara formalmente la campaña y, a escasas horas de los comicios, apenas la oposición empieza a documentar y denunciarlo.

Quienes acompañamos al aspirante presidencial priista Enrique Peña Nieto en sus giras proselitistas por el país pudimos constatar que todo fue un montaje apuntalado con millones de pesos.

Cierto es que para los priistas de hueso colorado, para el voto duro, la figura de Peña Nieto siempre fue atractiva, tanto que las mujeres enloquecían con únicamente verlo y gustaban de apapacharlo, besarlo y tomarse fotos con él, pero el resto, los acarreados, la gente que iba por su torta y cientos de enseres y botellas de agua que caían como lluvia ácida en sus manos, no lo adoraron ni vieron en él a “su presidente”.

Leer más

No hay comentarios: