14 nov. 2011

TESIS: SOBRE LOS TRAGICOS ACONTECIMIENTOS DEL FIN DE SEMANA./ Vía Facebook Montes de Oca

“Su pérdida no debe significar una demora mayor a la solución de un conflicto que el
Lic. Francisco Blake Mora con sensibilidad
y determinación se comprometió a resolver”

Sindicato Mexicano de Electricista


1. El desafortunado deceso del Lic. Francisco Blake Mora no cancela, de ninguna manera, la posibilidad de una potencial solución al conflicto, por la vía política.

2. La mesa de negociación con la Secretaria de Gobernación debe continuar sus trabajos hasta alcanzar un acuerdo entre las partes con base a los puntos pactados en la minuta del 13 de Septiembre pasado, dentro de los plazos convenidos.

3. La designación del nuevo Secretario de Gobernación (SEGOB) será punto clave para la continuidad del proceso de negociación. Sea quién sea, el nuevo titular de SEGOB debe reconocer los avances alcanzados hasta el momento, asumir las tareas pendientes de la mesa y cumplir con el compromiso de alcanzar una solución al conflicto.

4. Cualquier intento por echar abajo los acuerdos alcanzados en la mesa, o de desviar la ruta acordada por las partes para la inmediata solución del conflicto, debe ser contenido y superado con la movilización del SME, la denuncia nacional e internacional y un eventual rediseño de nuestro plan de acción.

5. En este sentido es importante hacer las siguientes consideraciones en torno al nombramiento del nuevo Secretario de Gobernación.

El Lic. Francisco Blake Mora venía jugando como contención a los desastrosos efectos de la agresiva política del presidente de la república, que en todos los ámbitos de la vida nacional impacto negativamente, extrapolando las contradicciones propias de la crisis del modelo neoliberal. Blake era como “el paraguas del gobierno”, al mismo tiempo que defendía, sin reserva, la estrategia anticrimen de Calderón, hacia de interlocutor con las fuerzas de oposición, otros poderes del Estado y el movimiento social para buscar darle gobernabilidad al país. El presidente no puede prescindir de este contrapeso si no es que quiere, temerariamente, terminar de incendiar el país en vísperas de proceso de la sucesión presidencial, en el momento mismo en que los principales partidos políticos no han nombrado a sus respectivos candidatos a la presidencia. Calderón necesita continuidad política en la Secretaria que lleva la agenda política nacional.

Con el nombramiento del sustituto de Blake, se le estará dando perfil al tipo de transición que es posible montar para que el PAN entregue el poder a su relevo, o, en un sentido contrario, el nombramiento de Felipe Calderón estará abriendo el abismo hasta donde puede hundirse, sin regreso, la estabilidad política del país. No parece ser que la Oligarquía y sus socios simpaticen con una evolución de ésta naturaleza. Para grandes sectores de la población que no participan en la vida pública y la lucha social, el frágil equilibrio de la resignación a vivir en un país deshecho puede romperse abruptamente.

La oligarquía está tratando de llegar a un acuerdo para salvar la coyuntura y lograr darle viabilidad al país. Algunos sectores incluso hablan de un “gobierno de coalición” que promueva un consenso político para la gobernabilidad del país, al mismo tiempo que profundice el modelo económico neoliberal mediante la instrumentación de las reformas estructurales que el régimen de Calderón no pudo concretar. La oligarquía se imponen la tarea de salir de la parálisis sexenal sin grandes rupturas internas. La propuesta de “gobierno de coalición” que tanto panista, priistas y perredistas saludan de buena gana es el camino opuesto a la extrapolación de las contradicciones político electorales y una buena forma de decir “nos podemos poner de acuerdo” para seguir igual. La transición del régimen de partido único de estado a la democracia viaja ahora hacia el cogobierno de partidos sin distinción de proyecto ni ideología, todos neoliberales.

En sentido contrario apuntan, los sectores que aspiran a gobernar como antes, mediante el carro completo y sólo para una fracción de la oligarquía. Apuestan a ganar el ritual electoral que afiance su hegemonía y los convierta en los nuevos interlocutores del capital internacional, para colocar al país a la zaga del libre comercio internacional, muy al estilo del Salinisno. Estos son el vértice de otra alianza, de una coalición de poderes fácticos, los monopolios mediáticos y el alto clero católico.


En este contexto, la necesidad de solucionar el conflicto del SME es tanto más urgente conforme se acercan lo tiempos electorales que, en esta lógica, demandan un ambiente político y social propicio para el ejercicio político destinado a legitimar el resultado de la sucesión presidencial.



6. En resumen, las condiciones para la solución del conflicto nos son favorables. El SME tiene que hacer valer el compromiso de Lic. Blake Mora. Ahora este compromiso se convierte en una carga moral para el ejecutivo federal. Hay que recordárselo así.

Adelante con nuestro plan de acción

¡¡HASTA LA VICTORIA ... SIEMPRE!!

Fraternalmente.

“Por el Derecho y la Justicia del Trabajador”

José Humberto Montes de Oca
Secretario del Exterior.

No hay comentarios: