17 de feb. de 2011

Se va funcionario antes de escándalo

  • Universal
  • 17-Febrero-2011

Néstor Moreno Díaz es investigado por aceptar sobornos de la transnacional ABB para favorecerla 
en la entrega de contratos

MÉXICO, D.F.- Néstor Moreno Díaz, ex director en la Comisión Federal de Electricidad (CFE), solicitó, el mismo día en que estalló el escándalo de corrupción en el interior de la paraestatal, su jubilación por sus 36 años de labores.

Aunque la CFE negó otorgarle dicha compensación, la carta que envió Moreno Díaz —cuya copia tiene El Universal— a Alfredo Elías Ayub, titular de la paraestatal, confirma que, a pesar de estar separado de sus funciones, Moreno Díaz consideró que podía ser merecedor de la jubilación.

“Ahora que estoy imposibilitado para cumplir plenamente con las tareas que tengo encomendadas, como es mi convicción, por lo que, lo más justo y sano para la CFE, será la designación de otro colaborador con experiencia en esta Dirección y en consecuencia a partir de esta fecha se considere mi jubilación”, dice la misiva con fecha de 14 de septiembre de 2010.

Moreno Díaz es investigado por recibir sobornos de la transnacional ABB para favorecerla en la entrega de contratos.

Néstor Moreno Díaz, el ex director de operaciones de la CFE implicado en un fraude a la paraestatal que destapó el FBI, había sido denunciado e investigado en México desde 1998.

El 16 de agosto de 2010 fue la primera fecha en que Moreno le envió una misiva a Elías Ayub, director de CFE, para informarle que, debido a “imputaciones” en su contra, decidía pedir licencia del cargo para “hacer las aclaraciones y atender conforme a derecho los señalamientos de que he sido objeto”.

Los días pasaron y fue hasta el 14 de septiembre de 2010 (cuando se dio a conocer las denuncias en su contra en una Corte de Estados Unidos) que decidió presentar su renuncia.
Sin embargo, en la misiva que envió Moreno Díaz a Elías Ayub, le solicita la jubilación debido a que la consideró justa.
Improcedentes, 87 mdp en monitoreo del IFE

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó que el programa para la verificación y monitoreo de anuncios en tiempos oficiales en materia electoral, en los comicios intermedios de 2009, fue deficiente, inseguro y manipulable.

Con base en los resultados de la Cuenta Pública 2009, la ASF detectó que el proveedor del sistema de monitoreo no cumplió con los requisitos de ley, se le pagaron sobreprecios, no monitoreó entre 35 y 37% del total a revisar, y su personal no tuvo la experiencia necesaria para capacitar.

“La Auditoría considera que, en términos generales, el Instituto Federal Electoral no cumplió con las disposiciones normativas aplicables a las operaciones examinadas”, apunta el documento.

Contratos de Arrendamiento ] de plantas de emergencia a la empresa Azusa, de California. (Plantas eléctricas que se usan en huracanes, entre otras contingencias, sin licitación).

 Empresa ABB LTD y Sugar Land,  con sede en Texas. Estas empresas obtuvieron contratos por 100 millones de dólares en Iraq y México

 Fueron contratadas  para el Sistema de Información en Tiempo Real para Administración y Control de Energía

 Empresa Sorvill (Contaba con cuentas bancarias en Alemania y Suiza)

 Empresa Grupo Internacional de Asesores  (empresa dedicada a ventas y representación)

 Estas dos empresas son  de Angela Gomez y Enrique Aguilar, esposos y acusados de corrupción por intermediar entre los EU y México

 Los Aguilar contactaron  a la empresa estadounidense Lindsey que produce sistemas de restauración de energía y otros equipos y le ofrecieron contratos con CFE a cambio de comisiones del 30 por ciento de las ventas.

http://www.vanguardia.com.mx/sevafuncionarioantesdeescandalo-653225.html